Chicharrita del maíz: una amenaza creciente para el cultivo

La chicharrita del maíz (Dalbulus maidis) es un pequeño insecto que se ha convertido en una amenaza creciente para el cultivo de maíz en Argentina.

Este insecto actúa como vector de varios tipos de enfermedades, sin embargo la enfermedad del achaparramiento del maíz es la más destacada. Dicha enfermedad es causada por la bacteria Spiroplasma kunkelii, que puede provocar importantes pérdidas en el rendimiento.

Expansión de la plaga

En la última campaña, la chicharrita se expandió desde su zona endémica en el norte argentino hasta la zona núcleo, incluyendo provincias como Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

Esta expansión se debe a una serie de factores, como las condiciones climáticas favorables, la siembra escalonada del maíz y la falta de umbrales de acción para el control de la plaga.

Efectos de la enfermedad

El achaparramiento del maíz puede causar una serie de síntomas en las plantas:

  • Enanismo
  • Clorosis
  • Rayas en las hojas
  • Deformación de las espigas 
  • Reducción del rendimiento
  • En casos severos, la enfermedad puede provocar la muerte de las plantas

Recomendaciones para el control

Si bien no existen umbrales de acción específicos para la chicharrita del maíz en Argentina, hay una serie de medidas que los productores pueden tomar para reducir el impacto de la plaga en sus cultivos. Estas medidas incluyen:

  • Eliminar plantas de maíz guachas
  • Acotar, en lo posible, las fechas de siembra
  • Aplicar curasemillas que protejan al cultivo durante los primeros 10 a 20 días
  • Escalonar menos las siembras
  • Controlar los maíces voluntarios o guachos
  • Monitorear la presencia de la plaga en los cultivos

Conclusión

La chicharrita del maíz es una plaga que representa una seria amenaza para el cultivo de maíz en Argentina. Es importante que los productores tomen medidas para reducir el impacto de la plaga en sus cultivos, siguiendo las recomendaciones de los técnicos especializados.